La vuelta al mundo en 80 días – Ahora sí

On 28/12/2011, in 1º ESO, by David

Ya podéis empezar a leer (ya sé que alguno lo ha hecho ya) y comenzar a trabajar el dossier de lectura que tenéis colgado en la wiki (la fecha límite de entrega es el 28 de febrero de 2012). Quiero no obstante explicados el porqué de una lectura, tomadlo como una invitación a la misma […]

La vuelta al mundo en 80 días

Ya podéis empezar a leer (ya sé que alguno lo ha hecho ya) y comenzar a trabajar el dossier de lectura que tenéis colgado en la wiki (la fecha límite de entrega es el 28 de febrero de 2012). Quiero no obstante explicados el porqué de una lectura, tomadlo como una invitación a la misma y una reflexión sobre la geografía que precisamente nos permite hacer Julio Verne a través de las aventuras de Fineas Fogg. El mundo se hizo redondo y pudo comprenderse en toda su extensión sólo en el siglo XIX, el tiempo de Verne y su personaje, es verdad que mucho antes los barcos portugueses, castellanos, ingleses y holandeses se habían aventurado por los océanos y habían ido completando aquel atlas que os resultaba tan curioso cuando hablábamos de la cartografía, aquel atlas en el que buena parte del mismo era imaginaria o estaba poco definida.

Mucho antes de las aventuras de Fogg, el 1o de agosto de 1519 salía de Sevilla al mando de Fernando de Magallanes, una expedición de doscientos sesenta y cinco hombres a bordo de cinco naves . El 8 de septiembre de 1522, tres años después, volvía una sola de las naves, la Victoria, con 18 hombres a bordo capitaneados por Juan Sebastián Elcano, a quien cupo el honor de ser reconocido el primero en dar la vuelta al mundo.  Elcano demostró fehacientemente que la tierra era redonda y que navegando constantemente hacia el oeste, podía regresarse al mismo punto.  La dureza de la expedición de Elcano nos sirve para entender la increíble hazaña de dar la vuelta en 80 días, por más que esto fuera una ficción de Julio Verne.

Noticia de “Le Magasin Pittoresque” (1870). La vuelta al mundo en tres meses

La verdad es que Julio Verne había leído en una revista francesa de la época, Le Magasin Pittoresque, una noticia en la que se afirmaba que la apertura del Canal de Suez permitiría dar la vuelta al mundo en tres meses. La revista recogía un cálculo de días de trayecto y hacía de la hazaña algo plausible.  A la derecha podéis ver la noticia (pinchar para ampliar) de “Le Magasin Pittoresque” (sacada de Gallica-Bibliothèque Numérique)

La novela plantea el hecho de que la revolución de los transportes que se había producido en el siglo XIX, había logrado estrechar el mundo. Los ferrocarriles, los barcos de vapor y los grandes veleros, la apertura de los canales de navegación (el de Suez primero y ya en el siglo XX el de Panamá), permitían emular a Elcano en mucho menos tiempo.

Si tratáramos de hacer los mismo hoy, nos llevaría algo más de dos días enteros en avión (sin contar escalas ni correspondencias) circundar el planeta. De Madrid a Sydney (Australia) unas 25 horas, de allí a Nueva York, algo más de 24 horas y desde Nueva York a Madrid unas 9 horas más.  El mundo, como veis, se sigue estrechando. Desde ese punto de vista la vuelta al mundo en 80 días se nos haría enormemente larga.

La edición de Anaya Infantil y Juvenil

Pero la aventura de Phineas Fogg no es sólo la de un hombre empeñado en vencer al tiempo sino un espléndido viaje alrededor del mundo que nos permite conocer una larga serie de paisajes del planeta. El viaje y la geografía han estado muy unidos desde los orígenes de esta, esa descripción superficial de cualquier paisaje es la Geografía básica, pero no sólo eso, también es la más tangible. Leed “La vuelta al mundo en 80 días” de ese modo, como un libro de viajes, abrid los ojos y dejaos llevar.

Las ediciones de esta novela han sido numerosas. Al tratarse de un clásico de aventuras no ha faltado nunca en las bibliotecas infantiles y juveniles, las traducciones han sido tambien varias (algunas por ejemplo se refieren a Pasepartout como Picaporte), así que hay donde elegir.

Internet nos facilita ahora el acceso a los libros en línea. Podéis acceder a La Vuelta al Mundo en 80 días en Wikisources. Aquí lo podéis leer directamente, pasarlo a PDF e incluso crear un fichero en formato de libro (que luego os podéis bajar o mandar imprimir).  Os recomiendo también para empezar la lectura, echarle un vistazo a este artículo sobre el libro de Maribel Martorell en Realidad Literal, un buen e ilustrado comienzo para la lectura.

Y por recuerdos de juventud, no podía por menos que haceos la referencia a La Vuelta al mundo de Willy Fog, que nos marcó a toda una generación de niños. Lo malo es que como los personajes fueron ligeramente renombrados, a muchos nos cuesta quitarnos ese Willy Fog de la cabeza…..

Tagged with:  

Algunas lecturas recientes – Pablo Neruda

On 20/10/2011, in 1º ESO, by David

Andamos leyendo y de paso mirando un poco más allá. Algo de poesía, algo de ensayo, algo de narrativa, e intentamos ver lo que nos relaciona con esos textos. Hasta ahora hemos leído algo de Pablo Neruda, quizás haya sido de quien menos hemos hablado (fue muy al principio, teníamos algunas urgencias de clase que […]

Pablo Neruda - Fuente: Wikipedia

Andamos leyendo y de paso mirando un poco más allá. Algo de poesía, algo de ensayo, algo de narrativa, e intentamos ver lo que nos relaciona con esos textos.

Hasta ahora hemos leído algo de Pablo Neruda, quizás haya sido de quien menos hemos hablado (fue muy al principio, teníamos algunas urgencias de clase que resolver…). Aquí podéis saber algo más de él, empezamos por la Wikipedia (Pablo Neruda).

Lo principal…., que Neruda es un poeta chileno, que su nombre (por ese por el que le conocemos) es un seudónimo y que con él intentó evitar la vergüenza que a su padre le pudiera producir el tener un hijo “poeta”.  Neruda inició muy pronto la carrera de diplomático y como cónsul (representante de su país en otros países) estuvo en el sudeste asiático y recaló finalmente en Madrid. En España tuvo relación con los poetas de la “Generación del 27″, poetas como García Lorca, Rafael Alberti, Manuel Altolaguirre o el más cercano a nosotros….., sí señor…, ese que estáis pensando (o deberíais estar pensando) Vicente Aleixandre (como veis el mundo es un pañuelo). En Madrid Neruda vivió en una casa que os invito a ver cuando vayáis a Madrid, la Casa de las Flores, en el Paseo de Rosales,  una manzana de casas muy bella y muy interesante desde el punto de vista de la historia de la arquitectura. Para quienes gustéis de la arquitectura aquí tenéis un estupendo reportaje sobre este notable edificio del arquitecto Secundino Zuazo.

Neruda logró el Premio Nobel de Literatura y es considerado uno de los grandes poetas en español del siglo XX.  Podéis conocer mucho más de su vida y de su obra en la página de la Fundación Pablo Neruda, donde también podréis echar un vistazo a alguna de sus casas-mueso, particularmente su casa de Isla Negra, que fue durante años una visita obligada de amigos y literatos que querían encontrarse con el maestro.

El espíritu de esas visitas está reflejado en una bella película titulada “El cartero y Pablo Neruda“. El cartero que lleva la correspondencia a Neruda y que a través de esa relación se inicia en la poesía. (aquí tenéis el trailer de la película)

A continuación, podéis escuchar el poema en la voz del mismo Pablo Neruda y ver como el propio poeta pronunciaba el poema que nosotros hemos leído en clase.

Si la poesía de Neruda os atrae y queréis leer algo más de él, podéis empezar por aquí, la página que la Biblioteca Virtual Cervantes dedica al autor.  Disfrutadlo.

(Espero ponerme al día con las lecturas…, las ya hechas en pocos días)

 

Tagged with:  

El mundo grecolatino – Los orígenes

On 02/06/2010, in 1º ESO, by David

En el principio fue el mito. Troya, el Minotauro, Teseo, ….. hasta la Atlántida. El tiempo de los dioses y de los héroes, un tiempo mágico al que los griegos volvían en torno al fuego donde se contaban en la “edad oscura“, las historias de los antiguos guerreros griegos.  Agamenón, el rico y poderoso rey […]

En el principio fue el mito. Troya, el Minotauro, Teseo, ….. hasta la Atlántida. El tiempo de los dioses y de los héroes, un tiempo mágico al que los griegos volvían en torno al fuego donde se contaban en la “edad oscura“, las historias de los antiguos guerreros griegos.  Agamenón, el rico y poderoso rey de la Iliada, Aquiles (hijo de Peleo y la diosa marina Tetis…. sí, efectivamente….. la del famoso mar de la primera evaluación), inmortal y colérico, el mejor de los guerreros griegos. Este es el tiempo de Troya, la ciudad condenada por los amores de Paris y Helena, la ciudad defendida por Hector, cuya muerte desencadenará la muerte del mismo Aquiles.

El mundo griego comenzó aquí, en él encontraron también su origen los romanos, que se hicieron herederos de uno de los héroes de Troya, Eneas, mítico fundador de la ciudad del Tiber. Pero sobre todo de una mitología y una literatura que ha acompañado a los europeos desde entonces. Uno de los rasgos diferenciadores de un occidente que nace de ese mito griego también del “rapto de Europa“, una Europa encarnada en el espíritu griego que se enfrentaría más tarde a los Persas en las guerras Médicas (contra los medos), …. esas que algunos conocéis por las Termópilas, fantaseadas en el comic de Frank Miller, “300

Este es el mundo de las civilizaciones minoica y micénica. La talasocracia minoica elevada sobre el poder de los grandes palacios cretenses como Cnossos y las ciudades micénicas (Micenas, Tirinto) que heredaron el control del Mar Egeo cuando la civilización minoica colapsó.

Una  síntesis de la civilización Minóica y el mito del Minotauro la podéis encontrar en el siguiente vídeo (donde nosotros decimos civilización minoica el documental en español latinoamericano dice “minoana”)

En el siguiente vídeo de Artehistoria podéis aprender algunas cosas más sobre el palacio de Knossos.

Este estupendo video nos hace un magnífico resumen de la civilización Micénica, tanto desde el punto de vista de lo mitológico como desde un punto de vista arqueológico. Imprescindible.

Sobre Micenas y sus costumbres funerarias  podéis saber algo más en este vídeo que Artehistoria dedica al Tesoro de Atreo, donde también aprenderéis algo sobre Schliemann.

Para terminar un poco menos densos….. aquí tenéis el trailer de la película “Troya”, muy “holiwoodiense”, así que espectacular y con algunas licencias como la muerte de Aquiles, mucho menos interesante en la película que en la Iliada.

Y por supuesto ….. la presentación de esta mañana.



Tagged with:  

Egipto. La pasión de Champollion

On 17/04/2010, in 1º ESO, by David

Hemos pasado casi sin hacer ruido por una de las grandes fronteras de la Historia, la que marca el nacimiento la escritura y separa la Historia de la Prehistoria. El salto que a los historiadores nos permite alejarnos de la arqueología y escuchar la voz de los protagonistas, ha sido posible gracias a investigadores apasionados […]

Champollion

Hemos pasado casi sin hacer ruido por una de las grandes fronteras de la Historia, la que marca el nacimiento la escritura y separa la Historia de la Prehistoria. El salto que a los historiadores nos permite alejarnos de la arqueología y escuchar la voz de los protagonistas, ha sido posible gracias a investigadores apasionados como Champollion. Si leéis lo que Champollion era capaz de hacer a vuestra edad quizás os sintáis pequeños….. pero consolaros, yo que casi cuadriplico vuestra edad estoy todavía peor, no creo que jamás hable o entienda la cantidad de lenguas que este francés logró dominar en su tierna adolescencia y lo mío ya no tiene remedio.

Champollion tenía una pasión, Egipto y las obsesiones en estos casos son muy malas, así que de puro obsesionado y de puro talento Champollion logró descifrar el código de los Jeroglíficos, abriendo de esta manera un ventanal al conocimiento de la Antiguedad. Como os ya os he dicho,   la magia de Egipto, más allá de sus morbosas momias, sus personalísimo arte o el milagro de sobrevivir tantos años en una franja tan estrecha de fertilidad como era el Nilo, es el hecho de que Egipto recorra 3000 años de historia de la humanidad .  A través de Egipto  nos asomamos a un tiempo larguísimo por donde cruzan todas las civilizaciones mediterráneas de la Antiguedad.

Piedra Rosetta - British Museum

La clave que utilizó Champollion fue la piedra Rosetta, un descubrimiento arqueológico francés que por las vicisitudes de las guerras napoleónicas terminió en el British Museum de Londres. Podéis visitar la ficha que este museo dedica a la Piedra Rosetta y conocer algo más sobre esta esencial llave de la historia de Egipto.

Carl Sagan en su serie Cosmos dedicó también un episodio a la historia de Champollion y su obsesión por Egipto. (Aquí tenéis una versión subtitulada)

El texto de la piedra Rosseta no es especialmente interesante, aquí podéis leerlo entero y debajo tenéis un fragmento.

“Bajo el reinado del joven, que recibió la soberanía de su padre, señor de las insignias reales, cubierto de gloria, el instaurador del orden en Egipto, piadoso hacia los dioses, superior a sus enemigos, que ha restablecido la vida de los hombres, Señor de la Fiesta de los Treinta Años, igual que Hefaistos el Grande, un rey como el Sol, gran rey sobre el Alto y el Bajo País, descendiente de los dioses Filopáteres, a quien Hefaistos ha dado aprobación, a quien el Sol le ha dado la victoria, la imagen viva de Zeus, hijo del Sol, Ptolomeo, viviendo por siempre, amado de Ptah. En el año noveno, cuando Aetos, hijo de Aetos, era sacerdote de Alejandro y de los dioses Soteres, de los dioses Adelfas, y de los dioses Evergetes, y de los dioses Filopáteres, y del dios Epífanes Eucharistos, siendo Pyrrha, hija de Filinos, athlófora de Berenice Evergetes; siendo Aria, hija de Diógenes, canéfora de Arsínoe Filadelfo; siendo Irene, hija de Ptolomeo, sacerdotisa de Arsínoe Filopátor, en el (día) cuarto del mes Xandikos (o el 18 de Mejir de los egipcios)”

Se trata de un decreto de Ptolomeo V, uno de los faraones de la última etapa de la historia de Egipto la de la dinastía Ptolemaica, los herederos del general  que se hizo con el gobierno de este territorio después de su conquista por el ejército macedonio de Alejndro Magno.  Sin embargo el hecho de que el texto estuviera escrito en griego y en egipcio permitió a Champollion comprender la escritura jeroglífica. El texto egipcio está escrito en caracteres demóticos y con jeroglíficos, ambas son formas de escritura de una misma lengua el egipcio (aunque las diferencias entre la lengua escrita y la hablada y la lengua egipcia a lo largo de la historia exige también más atención).

Gracias a la comprensión de los jeroglíficos somos capaces de entender muchos aspectos complejos de la sociedad egipcia. Podemos conocer su poesía, su literatura o los mitos que hay detrás de sus dioses. En esta página de una compañera de Valladolid podéis aprender algo más sobre la literatura egipcia.

En el siguiente vídeo (ya podéis decirle al tutor que os traduzca….) podéis ver un magnífico ejemplo de arte y de literatura, el Canto de Amón, eso sí dentro de un sarcófago. No os lo pongo porque me guste haceros sufrir, es que las imágenes merecen la pena (además iniciamos así la campaña de publicidad “Es bueno saber idiomas así que aplicaros”)

Con esto empezamos nuestra larga serie de páginas de Egipto….. mañana más.

Tagged with:  

Corto Maltés y el tormentoso inicio del siglo XX

On 19/03/2010, in 4º ESO, Crítica y Reflexión, by David

Me gusta Corto Maltés. Evidentemente los albumes del marino maltés de pose impertérrita no son libros de historia, sin embargo  no cabe la duda  de que nos hablan de historia y comprobar que resulta agradable encontrar esos guiños a un tiempo y unos espacios que aparecen en los márgenes de nuestra programación, pero que  sirven […]

Me gusta Corto Maltés. Evidentemente los albumes del marino maltés de pose impertérrita no son libros de historia, sin embargo  no cabe la duda  de que nos hablan de historia y comprobar que resulta agradable encontrar esos guiños a un tiempo y unos espacios que aparecen en los márgenes de nuestra programación, pero que  sirven para explicarnos algunos de los flecos del colonialismo y de las relaciones entre oriente y occidente en los comienzos del siglo XX.

El enfrentamiento entre un occidente pujante y un oriente que a duras penas resiste los embates del colonialismo encuentra en Corto Maltés un testigo excepcional. Corto sólo pretende la aventura, no busca el enriquecimiento de alguno de sus compañeros vagamente históricos (Rasputín), no es tampoco el cualificado enviado de una potencia extranjera, no es es un James Bond de comienzos del XX. Es un individualista patológico, un individualismo que no en vano caracteriza las sociedades occidentales contemporáneas y que en Maltés se dibuja con  la magia del marino maltés, mestizo que sólo es fiel a sí mismo.

La vida de Corto Maltes la tenéis explicada en esta estupenda página que recorre su vida de álbum en álbum. Por esa compleja vida pasan varias de las guerras de finales del siglo XIX y de comienzos del XX, muy particularmente las orientales. Por más que Corto guste de su residencia en Antigua (en las Antillas), pasa más tiempo en Hong Kong y en en diferentes partes de Oriente.  Corto Maltés participa en la guerra de los Boxers, en la Revuelta de Manchuria y en la Guerra Ruso-Japonesa, también participa en un episodio marginal de la Revolución Rusa a través del oro de la familia del zar que es interceptado por  una sociedad secreta china “las linternas rojas”.  En sus aventuras Corto Maltes se cruza con Iosef Stalin, con John Reed, con Jack London amigo y compañero de aventuras y hasta con el Barón Rojo. La Argentina de Gardel o ya en sus últimos años, la Guerra Civil española y las Brigadas Internacionales, pasan de una manera más o menos intensa por los álbumes de Corto Maltés.

Corto Maltés es un personaje ficticio que se hace realidad a través de los guiones de un comic en los que se mezcla la realidad y la ficción. Hugo Pratt se toma licencias pero hace un recorrido atento a los conflictos de los inicios del siglo XX. No es un libro de historia, pero sin duda Corto Maltés es una buena historia. Asomaros a ella.

Tagged with:  

Literatura de viajes

On 15/01/2010, in 3º ESO, by David

El viaje está en el origen mismo de la Geografía. Herodoto, en el siglo V  a. de C., escribió un libro  -Historia – que en buena medida es la génesis de la Historia y de la Geografía.(Una bellísima referencia al mimo la encontraréis en la película “El paciente inglés”.  Es el libro del que el protagonista […]

El viaje está en el origen mismo de la Geografía. Herodoto, en el siglo V  a. de C., escribió un libro  -Historia – que en buena medida es la génesis de la Historia y de la Geografía.(Una bellísima referencia al mimo la encontraréis en la película “El paciente inglés”.  Es el libro del que el protagonista no se separa, como si todo lo que un historiador o un geógrafo debieran saber estuviera contenido en sus páginas).  La descripción de los paisajes, de los pueblos, de sus costumbres e incluso de su historia, formaron parte de los relatos geográficos como hoy forman parte de  la literatura de viajes.  Un libro de viajes es al fin y al cabo una mirada sobre un territorio y todo lo que lo compone, por lo tanto es una mirada geográfica. Evidentemente el libro de viaje no tiene la estructura sistemática de un libro de geografía escolar, no nos analiza el sector primario para luego hablarnos de la trama urbana, sino que nos ofrece una visión mucho más cercana, más atenta a lo que lo percibido provoca en el viajero.

Todos somos viajeros, de hecho la metáfora del viaje ha servido desde antiguo para hacer una metáfora de la propia vida del hombre. Sabemos de donde y cuando salimos, sabemos también que habremos de llegar y nos falta por conocer el cuando. Sin embargo nuestra vida sería el viaje entre la primera y la última de las etapas, y sobre todo, el viaje, al fin y al cabo, es lo importante.

Entended esta lectura como una invitación a la percepción, a abrir una ventana nueva aunque la hagáis con otros ojos. Posiblemente algún día vosotros también frecuentéis el género de la literatura de viajes, no sólo como lectores, sino como autores.  De alguna manera una sesión de fotos de nuestro último viaje recuerda poderosamente a esa colección de estampas e impresiones que forman el núcleo de la literatura de viajes.

Por otro lado os enlazo dos buenos post donde podéis encontrar algunas sugerencias sobre literatura de viajes. El catálogo es tan ingente que no me atrevo a recomendar una obra u otra. Si acaso os recomendaría asomaros a la obra de Kapuscínskí, uno de los más notables viajeros modernos. En mi opinión Kapuscínskí es una referencia necesaria.

Dejaos llevar por la curiosidad y sobre todo, buen viaje.

Biblioteca viajera de “Viaje adictos” (Viene por autores y explica brevemente el libro)

Los mejores libros de viajes (Se trata de un post en un blog de viajes que refleja lo escrito en otro blog, aunque en inglés, sobre los mejores libros de viajes de todos los tiempos en opinión de la revista Traveler)

Tagged with:  

La Movida madrileña ….. y los años 80

On 18/10/2009, in 2º BACH Historia España, by David

La Movida madrileña fue un fenómeno cultural de comienzos de los años ochenta que se prolongó buena parte de la década y que puso imagen y banda sonora a un país que se iniciaba en la “modernidad” con el sobresalto del 23-F (1981). La Movida marcó culturalmente ese concepto vago, pero esencial en aquel momento, […]

pm-50378-large

Madrid - Ouka Lele

La Movida madrileña fue un fenómeno cultural de comienzos de los años ochenta que se prolongó buena parte de la década y que puso imagen y banda sonora a un país que se iniciaba en la “modernidad” con el sobresalto del 23-F (1981). La Movida marcó culturalmente ese concepto vago, pero esencial en aquel momento, de “cambio”. Si en política ese cambio vino de la mano de la llegada al poder del PSOE, a partir de su aplastante mayoría absoluta de 1982; en el plano cultural y social sería la imagen de la Movida, tanto a través de la música, las revistas culturales, el cine o las artes plásticas, la que marcaría ese cambio.

El templo de la Movida fue sin duda la sala Rock-Ola, destacada en un reciente artículo de El Pais, donde podéis ver analizada  su relevancia como centro de encuentro, espacio de exposición y necesaria sala de conciertos. Por Rock-Ola pasaron todos los que significaron algo en La Movida y la sala actuó de catalizador del movimiento.  Este documental, del que os cuelgo un extracto, nos da una idea clara, a través de muchos de los que fueron asiduos de la sala, de lo que fue aquel lugar.

La televisión, entonces exclusivamente pública y con dos únicas cadenas, contribuyó también a la expansión del fenómeno a través de una joven periodista, Paloma Chamorro y el programa que dirigía “La edad de oro“, donde se dieron cita tanto los protagonistas de la Movida como buena parte de sus influencias extranjeras.  En este artículo de El Mundo, podéis encontrar algunas referencias a Paloma Chamorro y su relación con La Movida; un artículo que nos habla de la exposición que conocéis a través del catálogo que habéis podido ver en clase.  Para que os hagáis una idea del programa podéis ver aquí la entrevista que “La edad de oro” y su directora dedicó a Ceesepe en 1983, uno de los grandes pintores e ilustradores de esos comienzos de los 80.

de-juan_javier_madrizLa imagen de la movida fue obra de autores como Ceesepe, que retrataron la imagen de la noche madrileña, o las imágenes oníricas de Madrid que hiciera  la fotógrafa Ouka Leele (aquí podéis entrar en la página de la autora) o los retratos en blanco y negro de  la modernidad madrileña que hiciera el  también fotógrafo Alberto García Alix, (podéis ver aquí algunas de sus obras). Revistas como La Luna y Madriz, sirvieron para darse a conocer la obra de jóvenes fotógrafos, pintores y viñetistas. El mundo del comic de los años 80, animado por estas publicaciones, seguía esa tendencia “underground” con toques castizos que le caracterizó, donde se mezclaban los ambientes más sórdidos y la sofisticación de una modernidad (o postmodernidad…. que dirían otros). Para los que queráis saber más sobre el mundo del comic en los 80 os recomiendo la obra de la profesora Francesca Lladó Pol (2001) “Los Comics de la Transición“.

La estética de los 80 encontró a través de estos dibujos y fotografías un escaparate que ha trascendido en el tiempo.  Las imágenes de la noche de Madrid  que nos ofrece García Alix  pudieron verse en la reciente exposición del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, y forman ya parte tanto del imaginario colectivo de la generación de aquellos años como de la historia de la fotografía contemporánea en España.

imagesPodríamos hablar también de otras artes que contribuyeron a crear una imagen moderna de Madrid, de hecho fue ese interés por convertir a Madrid en una capital distinta a la que había sido durante el franquismo, una de las señas de identidad de La Movida. Durante la primera parte de la transición Barcelona se había elevado como centro de la modernidad hispana, la generación de escritores, periodistas y editores de la llamada generación de los 50 (Juan MarséJaime Gil de BiedmaCarlos BarralJosé Agustín GoytisoloJuan García HortelanoManuel Vázquez Montalbán, Juan GoytisoloTerenci MoixEduardo Mendoza), habían sido con la Nova Canço,  la referencia cultural de quienes ansiaban un cambio político que alumbrara también un cambio social y cultural. En los 80 ese impulso de la mano de La Movida y con el entusiasta apoyo de la autoridades municipales de la ciudad, pasa de alguna manera a Madrid, que intenta de ese modo sacudirse el polvo de la capitalidad “imperial” que había ejercido durante la dictadura.

En ese proceso tiene un papel excepcional el director de cine Pedro Almodovar, la imagen de Madrid que ofrece Almodovar en sus películas de los años 80  es el reflejo más exacto del mundo de la Movida. En este sentido “Pepi, Lucy y Bom y otras chicas del montón”, refleja perfectamente el espíritu transgresor de  los primeros 80. También es la primera de las obras en las que Almodovar comienza a fraguar ese universo de poderosos personajes femeninos que ha caracterizado su cine y que continuará en la Carmen Maura de “Qué he hecho yo para merecer esto“.

Pero sin duda, más allá de las artes gráficas, el cine y los fanzines, la Movida se recuerda a partir de su música. En la eclosión musical de los 80 tuvieron mucho que ver críticos musicales como Jesús Ordovas y otros como Juan de Pablos o Paco Clavel, que formaron parte de la primera plantilla de Radio 3. Esta emisora, dependiente de Radio Nacional de España, nació dirigida al público más joven y  prestó desde sus inicios atención a la Movida y sus influencias. Más allá de la Radio pero dentro del “ente público” un  programa de televisión, en este caso dirigido al público infantil, “La bola de Cristal“, sirvió también de escaparate a muchos de los músicos vinculados a este movimiento.  Alaska interpretaba en la Bola de Cristal el papel de una especie de bruja moderna, pero más allá de la estética estaban los guiones transgresores de Santiago Alba y de Calrlos Fernández Liria, y sobre todo la dirección de Lolo Rico, firme partidaria de tratar a los niños como adultos y no con la almibarada ñoñería al uso en los programas infantiles. En la Bola de Cristal colaboraron muchos de los músicos vinculados a la Movida,  empezando por Radio Futura y acabando a Kiko Veneno.

El catálogo de canciones unidas a La Movida es demasiado amplio como para recogerlo en una entrada como esta. Si hablamos de la ciudad de Madrid, grupos como Alaska y los Pegamoides, Los Secretos, Nacha Pop, Los Zombies o Radio Futura, aparecerían en casi todas las recopilaciones.  Desde Barcelona y sumándose al ambiente musical madrileño habría que citar a Loquillo y los Trogloditas y con una especial vinculación a todo este movimiento musical de los ochenta nos deberíamos volver hacia la escena viguesa, donde grupos como Siniestro Total, Golpes Bajos o Aerolíneas Federales completan este rápido panorama musical. (Tenéis una canción enlazada en cada uno de los grupos para tener una idea de estilos y canciones)

Faltan grupos y faltan canciones…. pero esta entrada no pretende ser enciclopédica y sobre todo no puedo serlo (bien que me gustaría), así que para adornar el final de este largo “post”, os cuelgo la que para mí es una de las canciones paradigmáticas de esta época y que recoge a la perfección la estética ochetentera. Atended a los cortes de pelo, la forma de vestir (las pintas… según una de vuestras geniales intervenciones) y el ambiente del garito en el que se rueda el vídeo. Se trata de la Escuela de Calor de Radio Futura. Espero que el post haya contribuido a poner imagen y sonido a una época crucial en la reciente historia de España.

Tagged with:  

El libro del desasosiego

On 13/04/2009, in Crítica y Reflexión, by David

Lisboa está asomada al estuario del Tajo, tan amplio que resulta inverosímil y que refleja como un espejo la luz de un cielo azul que recuerda los limpios cielos del Guadarrama.  La ciudad es blanca y amarilla, bulliciosa , pero no tiene ese desagradable aspecto de escenario que tienen otras ciudades carcomidas por la curiosidad […]

dscf04711Lisboa está asomada al estuario del Tajo, tan amplio que resulta inverosímil y que refleja como un espejo la luz de un cielo azul que recuerda los limpios cielos del Guadarrama.  La ciudad es blanca y amarilla, bulliciosa , pero no tiene ese desagradable aspecto de escenario que tienen otras ciudades carcomidas por la curiosidad instantánea del turismo de masas. Supongo que es mi calidad de turista pedante la que me lleva a pasear por ella con los fados de Misia en la mente y también la que me lleva a asociar a Pessoa con esas calles y plazas que él transitó hace cerca ya de un siglo.

Fernando Pessoa es un pensador complejo, tanto, que acudió a una larga serie de heterónimos para publicar su obra. Cada uno de esos heterónimos tenía una personalidad completa, no eran nombres que ocultaran la obra de un mismo autor, eran diferentes autores, con personalidades y vocaciones bien diferenciadas. Alberto Caeiro, Ricardo Reis y Álvaro de Campo, tenían una vida detrás que ayudaba a entender sus estilos, desde el campesino autodidacta que había sido Alberto Caeiro, pasando por el ingeniero cosmopolita que era Álvaro de Campo, o al estoico monárquico Ricardo Reis.

Pessoa logró la perfecta ficción de la literatura, la ficción del propio autor, al tiempo que planteaba el sentido teatral de la vida, para el que la personalidad es el principal fingimiento.

450px-lisboa-pessoa-a_brasileira-1jpg

O poeta é um fingidor
Finge tao completamente
Que chega a fingir que é dor
A dor que deveras sente.

Me gusta Pessoa, me gusta su poesía y sobre todo me atraen sus pensamientos, recogidos en varios volúmenes de los cuales quizás el más importante sea “El libro del desasosiego”. En las lecturas que a golpe de paseo por Lisboa me he traído de Pessoa y que me han sacudido, me quedo con esta cita tan a propósito de mi oficio.

“O historiador é um homem que poe os factos nos seus devidos lugares. Nao é como foi; e assim mesmo.”

Lo suponía. Efectivamente,  situamos los hechos donde deben ir para que puedan explicar algunas cosas. A veces incluso creamos la ficción de que los hechos que presentamos demuestran efectivamente algo. Nada es como fue, si es que fuera posible representar lo que ha sido, cuando a penas entendemos parcialmente lo que es.  Una narración verosímil, un relato tranquilizador que justifique el presente, que dé razones a algún hecho relevante.

Sin duda Pessoa encarna la dureza del pensamiento crítico, el que pone en duda las propias bases de lo pensado, el que constantemente mira hacia atrás, en busca de contradicciones de verdades asumidas.  Porque como el propio autor sostiene, pensar es destruir.

“Pensar é destruir. O próprio processo do pensamento o indica para o mesmo pensamiento, porque pensar é decompor.

Y en esas estamos…..

Feliz regreso a ritmo de fado

Tagged with:  

La cena de los notables

On 14/12/2008, in Crítica y Reflexión, by David

Un libro sobre lectores y lecturas, una perspectiva sobre la cultura escrita y  en general sobre las políticas de la Cultura. El autor, Constantino Bártolo ha sido y es editor y crítico literario, en el libro por ello encontramos el reflejo de ambas ocupaciones. El crítico como custodio del buen gusto, de la “literatura” o […]

la_cena_de_los_notables_medUn libro sobre lectores y lecturas, una perspectiva sobre la cultura escrita y  en general sobre las políticas de la Cultura. El autor, Constantino Bártolo ha sido y es editor y crítico literario, en el libro por ello encontramos el reflejo de ambas ocupaciones. El crítico como custodio del buen gusto, de la “literatura” o la cultura, pero un custodio impostado, pues como Bártolo defiende, al crítico no le llega la Literatura (en mayúsculas), al crítico no le llega el Arte o la Cultura, sino sólo aquella que ha sido tamizada por el editor, por los grandes gestores culturales, que hoy en día están en manos de pocos y poderosos grupos económicos.  La reflexión de La Cena de los notables, es por ello una crítica profunda a esa gestión de la cultura que no es sino  una estrategia de dominación:

“El grupo dominante o hegemónico, al apropiárselo “de facto”, lo posee, lo fija y desde esa posición lo revela o impone, ya sea a través de una violencia ideológica que busque persuadir al resto de la comunidad (yo tengo la razón, nosotros tenemos la razón), ya sea a través de una violencia sacralizada que trate de asustar (yo soy el depositario  y el vigilante de la verdad y fuera de la verdad no hay salvación).Desde el punto de vista de la literatura en cuanto discurso público, la usurpación del bien común implica el control de los discursos públicos y, en consecuencia, el control de ese tipo de discursos públicos que reciben el nombre de literatura, , así como de su producción y de su circulación: qué discursos pueden hacerse públicos, qué discursos públicos son literatura, y la gobernación de su consumo: qué dicen estos discursos, es decir, el control de su interpretación y si cabe, que cabe, la gestión de los sentimientos que esos discursos provocan: qué sentir, cómo sentir. /…/ Y así, o bien el grupo dominante tiene el monopolio de la escritura y lectura, al detentar de modo restringido el acceso al conocimiento del del alfabeto o de los recursos expresivos, o bien promueve sistemas de censura directa e indirecta, o supervisa la interpretación a través del sistema educativo y de la institucionalización de la crítica, al tiempo que el propio sistema económico sobre el que el grupo dominante crece y se reproduce coadyuva al dominio y encauzamiento de los aparatos de producción y reproducción de los discursos literarios: editoriales, medios dio de comunicación. “

Los discursos culturales, como discursos públicos, son controlados por los grupos dominantes que promueven que sus intereses acaben siendo asumidos como intereses comunes a toda la comunidad. Ese es el peligro que denuncia Bártolo, aunque lo haga desde el discurso de la cultura en el mundo editorial y la crítica. 

9788449316401

Para quienes quieran hacer una genealogía de cómo surge la crítica y ese sospechoso consenso del buen gusto resulta esclarecedor el libro de  SHINER, L. (2004) La invención del Arte. Madrid. Paidos. El proceso que lleva desde la artesanía a la crítica, el control del gusto  y el arte mercantilizado es el objeto de estudio de este ensayo esencial. 

Sobre discursos culturales y consensos conviene volver la vista también a nuestros anteriormente citados Wu Ming, parte de su trabajo está precisamente a la crítica de esa Cultura que se nos presenta como única, necesaria y evidente.  No conviene pasar por alto estas cuestiones…. al fin y al cabo ¿No somos nosotros como profesores o alumnos garantes o aprendices de esa cultura?

Podéis ver un extracto del libro en la pagina de El Boomeran(g), así como una pequeña reseña. El primer capítulo comienza se titula  “La enfermedad de leer”  y es una reflexión en torno a lo que será el propósito del libro, ese control del saber establecido sobre el dominio de la cultura, planteado sobre el libro de Jack London  Martin Eden. Merece la pena, no dejéis de leerlo.

Tagged with:  

Blogosfera educativa

On 07/06/2008, in Crítica y Reflexión, by David

Da vértigo comprobar las cosas estupendas que hacen otros compañeros y otros alumnos. Te hacen sentir muy pequeño y muy torpe, bastante inútil. Acabo de añadir una categoría de enlaces “Blogs de profesores y alumnos” donde añadir blogs de asignaturas diferentes a la nuestra que me han impresionado. Lo he inaugurado con un estupendo enlace […]

Da vértigo comprobar las cosas estupendas que hacen otros compañeros y otros alumnos. Te hacen sentir muy pequeño y muy torpe, bastante inútil. Acabo de añadir una categoría de enlaces “Blogs de profesores y alumnos” donde añadir blogs de asignaturas diferentes a la nuestra que me han impresionado. Lo he inaugurado con un estupendo enlace de literatura, “Lengua en Movimiento”, una maravillosa invitación a la lectura. La clase fuera de la clase, compartir lo aprendido, lo sentido y lo interiorizado. Sin duda es una experiencia que nos engrandece a todos, a quienes están involucrados en ella en primer lugar y después a todos los que les leemos arrobados.  Para muestra un botón, el post Stand by (os cuelgo aquí el poema y el video que lo ilustra) pero os invito a que busquéis el original en el enlace. Os cuelgo éste porque el poema es una preciosidad y porque lo suscribo palabra por palabra

 

IDEARIO

Me da vértigo el punto muerto
y la marcha atrás,
vivir en los atascos,
los frenos automáticos y el olor a gasoil.
Me angustia el cruce de miradas
la doble dirección de las palabras
y el obsceno guiñar de los semáforos.
Me da pena la vida, los cambios de sentido,
las señales de stop y los pasos perdidos.
Me agobian las medianas,
las frases que están hechas,
los que nunca saludan y los malos profetas.
Me fatigan los dioses bajados del Olimpo
a conquistar la Tierra
y los necios de espíritu.
Me entristecen quienes me venden clines
en los pasos de cebra,
los que enferman de cáncer
y los que sólo son simples marionetas.

Me aplasta la hermosura
de los cuerpos perfectos,
las sirenas que ululan en las noches de fiesta,
los códigos de barras,
el baile de etiquetas.
Me arruinan las prisas y las faltas de estilo,
el paso obligatorio, las tardes de domingo
y hasta la línea recta.
Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.
Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido,
parado frente al mar mientras que el mundo gira.

Francisco M. Ortega, del libro Cuenta atrás.

Tagged with: