Titubeas

On 16/04/2010, in 3º ESO, Crítica y Reflexión, by David

Lo que nos cuesta hablar en público…… No es fácil.  Callar es una reputada virtud, es signo de prudencia pues el silencio oculta nuestra simpleza, nuestros errores y nuestras dudas. Suele uno equivocarse más a menudo por hablar de más que por callar en demasía y sin embargo cuando uno no calla voluntariamente sino que […]

Lo que nos cuesta hablar en público…… No es fácil.  Callar es una reputada virtud, es signo de prudencia pues el silencio oculta nuestra simpleza, nuestros errores y nuestras dudas. Suele uno equivocarse más a menudo por hablar de más que por callar en demasía y sin embargo cuando uno no calla voluntariamente sino que la timidez o la reprobación ajena nos callan, el silencio se convierte en una cadena. No penséis que este post es una invitación al descaro y la insolencia, es más bien una llamada de atención sobre las perversas consecuencias de callar.  Lamento que muchos de los que más tenéis que decir permanezcáis silenciosos a merced de quienes hablan por boca de ganso.  Para todos esos tímidos que me rodean esta bonita canción de Pauline en la Playa …. Titubeas.

Tagged with:  

Corto Maltés y el tormentoso inicio del siglo XX

On 19/03/2010, in 4º ESO, Crítica y Reflexión, by David

Me gusta Corto Maltés. Evidentemente los albumes del marino maltés de pose impertérrita no son libros de historia, sin embargo  no cabe la duda  de que nos hablan de historia y comprobar que resulta agradable encontrar esos guiños a un tiempo y unos espacios que aparecen en los márgenes de nuestra programación, pero que  sirven […]

Me gusta Corto Maltés. Evidentemente los albumes del marino maltés de pose impertérrita no son libros de historia, sin embargo  no cabe la duda  de que nos hablan de historia y comprobar que resulta agradable encontrar esos guiños a un tiempo y unos espacios que aparecen en los márgenes de nuestra programación, pero que  sirven para explicarnos algunos de los flecos del colonialismo y de las relaciones entre oriente y occidente en los comienzos del siglo XX.

El enfrentamiento entre un occidente pujante y un oriente que a duras penas resiste los embates del colonialismo encuentra en Corto Maltés un testigo excepcional. Corto sólo pretende la aventura, no busca el enriquecimiento de alguno de sus compañeros vagamente históricos (Rasputín), no es tampoco el cualificado enviado de una potencia extranjera, no es es un James Bond de comienzos del XX. Es un individualista patológico, un individualismo que no en vano caracteriza las sociedades occidentales contemporáneas y que en Maltés se dibuja con  la magia del marino maltés, mestizo que sólo es fiel a sí mismo.

La vida de Corto Maltes la tenéis explicada en esta estupenda página que recorre su vida de álbum en álbum. Por esa compleja vida pasan varias de las guerras de finales del siglo XIX y de comienzos del XX, muy particularmente las orientales. Por más que Corto guste de su residencia en Antigua (en las Antillas), pasa más tiempo en Hong Kong y en en diferentes partes de Oriente.  Corto Maltés participa en la guerra de los Boxers, en la Revuelta de Manchuria y en la Guerra Ruso-Japonesa, también participa en un episodio marginal de la Revolución Rusa a través del oro de la familia del zar que es interceptado por  una sociedad secreta china “las linternas rojas”.  En sus aventuras Corto Maltes se cruza con Iosef Stalin, con John Reed, con Jack London amigo y compañero de aventuras y hasta con el Barón Rojo. La Argentina de Gardel o ya en sus últimos años, la Guerra Civil española y las Brigadas Internacionales, pasan de una manera más o menos intensa por los álbumes de Corto Maltés.

Corto Maltés es un personaje ficticio que se hace realidad a través de los guiones de un comic en los que se mezcla la realidad y la ficción. Hugo Pratt se toma licencias pero hace un recorrido atento a los conflictos de los inicios del siglo XX. No es un libro de historia, pero sin duda Corto Maltés es una buena historia. Asomaros a ella.

Tagged with:  

De Librerías

On 07/11/2009, in 2º BACH Historia España, Crítica y Reflexión, by David

Para quienes gustamos de contemplar la amplitud de nuestra ignorancia no hay mejor escaparate que una librería. Las librerías y los libreros son una medida perfecta para hacernos una idea de todo lo que nos queda por saber y para asumir que aunque viviéramos cien años nuestra curiosidad rebasaría con mucho el tiempo necesario para […]

84_charing_cross_firstPara quienes gustamos de contemplar la amplitud de nuestra ignorancia no hay mejor escaparate que una librería. Las librerías y los libreros son una medida perfecta para hacernos una idea de todo lo que nos queda por saber y para asumir que aunque viviéramos cien años nuestra curiosidad rebasaría con mucho el tiempo necesario para completar todo lo que nos apetece leer.

Los libreros son los custodios de ese conocimiento. En 1970 la escritora norteamericana Helen Halff publicó “Charing Cross Road”, un libro que se ha convertido en título de culto de la moderna literatura en lengua inglesa y que fue exitosamente adaptado a la televisión, el cine y el teatro. La historia narra la relación entre una escritora y su librero alrededor de su amor por los libros a lo largo de más de veinte años, desde la Segunda Guerra Mundial hasta los años 60. Tuve la fortuna de poder asistir a la representación de la obra que hizo para el teatro Isabel Coixet y que pasó por el teatro Carlos III de San Lorenzo de El Escorial. La historia, más allá de sus aspectos humanos recrea la relación que todos los lectores acabamos por tener con nuestros libreros. si se puede conocer a alguien por su biblioteca, podemos hacernos idea de qué modo un librero de confianza puede conocer nuestros gustos, nuestras ideas y nuestros intereses.

La librería, quizá como los antiguos mercados, no es un comercio sólo, es también un lugar de conversación, a menudo también  una espacio de encuentro. La visita a la librería es un ritual, a veces uno se acerca con la idea precisa, en otras ocasiones prefieres rebuscar entre las estanterías y las mesas de novedades, otros días prefieres dejarte seducir por el librero que te sugiere y que te recomienda libros que ha leído, que ha catado de alguna manera y que sabe, porque te conoce, que te van a interesar.

He pasado muy buenos ratos en las librerías. Sigo pasándolos. Me hubiera gustado que hace muchos años, cuando empecé a recorrer librerías y anaqueles alguien me hubiera orientado mínimamente en estos amplios espacios para la curiosidad. Hay librerías de todo trote, amplias, que engolosinan y marean, donde las novedades se apilan, a menudo sin mucho criterio, y donde la búsqueda de un libro a menudo no es más que una consulta en una base de datos. Son seguramente las que más ventas tienen, las que todos hemos visitado y que nos sirven para resolver  las urgencias de regalos o un chaparrón en la calle, La FNAC o Espasa Calpe, han sido refugio, escaparate para curiosos y hasta lugar para citarse. Enormes librerías, mastodontes de ventas y el perfecto lugar para encontrar un best-seller. Sin embargo me recuerdan demasiado a las librerías de los aeropuertos o a los espacios de libros que los grandes Centros Comerciales mantienen.

libreria.JPGReconozco que prefiero las pequeñas librerías donde puedes hablar con el librero y donde este te recomienda y asiste a nada que hayas estado por allí tres veces.  En la sierra tenemos algunas notables, os cito dos por conocerlas, la Librería HG de Collado Mediano, cuyas virtudes y la de su librero encareciese el escritor Antonio Muñoz Molina. En su blog podéis encontrar una buena referencia de lecturas y ver de manera evidente en qué consiste eso de que te guste la lectura.  En San Lorenzo de El Escorial tenéis la librería Arias Montano, allí reconozco haber pasado mucho tiempo, muchos sábados de mañana cotilleando libros y cambiando impresiones con su encantadora librera. En uno y otro caso da gusto dejarse aconsejar.  Son dos ejemplos de librería generalista, cercana y personal que conozco, hay mucho más. Por ventura la Sierra de Madrid es un ambiente a la lectura, las librerías y la conversación, no faltan librerías ni libreros donde acudir. Cada cual que se busque los suyos, aquellos en los que encuentre lo que pretende y de cuyo consejo guste.

Pero más allá de las librerías generales como las anteriores existe un tipo de librería que me provoca mucha más ansiedad, las librerías especializadas. La especialización redunda en una ingente cantidad de títulos atractivos sobre la misma temática. Los intereses profesionales o las aficiones encuentran aquí el lugar perfecto para documentarse y ampliar horizontes.

En Madrid existe una asociación de “Librerías Especializadas“, podéis consultar la web para conocer las posibilidades de documentación que os ofrecen. Allí encontraréis libreros especialistas en vuestras materias…. ciencia, deporte, música, derecho, economía, automóviles y motos, comics…… de todo.

Como podéis imaginar a mi me tira la Historia y ahí tengo desde hace años a Marcial Pons y a Luis (su librero) para echarme una mano en mis duda y aconsejarme sobre las novedades. Me alegra escucharle, según me ve entrar, su “tengo un montón de libros que venderte”, y la verdad es que es cierto, muchos más libros de los que nunca podré comprar y de los que me podré nunca leer.

Pero son muchas las aficiones y las librerías. No puedo dejar de citar El Argonauta, en primer lugar porque es en parte de un amigo y en segundo porque está dedicada a la música, ya sabéis que la historia tiene banda sonora, si queréis saber más de esa banda sonora es el lugar perfecto. Como perfecta es Ocho y medio para saber de cine, para conocer su historia, para aprender técnicas o para leer guiones, sin duda otro de esos templos de la curiosidad.  Para los amantes de los comics, tenéis Madrid Comics otra manera de acercanos a la Historia o al mero entretenimiento.  Si son las dos ruedas o las cuatro las que os interesan, si gustáis de cacharrear vuestras motos o soñáis con conducir algún día un Porsche, encontraréis multitud de referencias en Libro-Motor, una pequeña librería dedicada a ese mundo tanto desde un punto de vista histórico como práctico. Si es la naturaleza, los viajes, la cartografía, la geografía  y las ciencias naturales, disfrutaréis en la Tienda Verde, otra de las grandes librerías especializadas de Madrid. Cómo muchos sois aficionados al teatro no puedo olvidarme de citar la Librería Ñaque, especializada en teatro, allí podréis encontrar ediciones de teatro que en otros sitios os serán mucho más difícil hallar.

Hay muchas…. muchas más de las que por prudencia deba citar en un post, os he citado las que yo utilizo, de una manera o de otra, pero vosotros debéis buscar las vuestras. Que vuestro gusto os guíe. Tenéis librerías para casi todo, disfrutadlas, utilizadlas, consultadlas y visitadlas, dejaos seducir por vuestros libreros.

 

Tagged with:  

Movimiento

La lectura está sobrevalorada. No podemos negar la utilidad de la lectura para transmitir el conocimiento, pero el conocimiento, la cultura, el saber, las emociones y todo aquello que nos hace sentirnos seres humanos, todo eso que logra hacernos comunicar nuestros anhelos o nuestros temores, puede transmitirse a través de otros códigos. La música, las […]

mainimage_upperLa lectura está sobrevalorada. No podemos negar la utilidad de la lectura para transmitir el conocimiento, pero el conocimiento, la cultura, el saber, las emociones y todo aquello que nos hace sentirnos seres humanos, todo eso que logra hacernos comunicar nuestros anhelos o nuestros temores, puede transmitirse a través de otros códigos.

La música, las artes plásticas o las danza son elementos normalmente escamoteados de la visión que en la escuela damos de la sociedad, la del presente o las del pasado. Quizás debiéramos preguntarnos más por los gustos culinarios, las razones de las modas en el vestir, las cortesías, las músicas y las danzas para conocer realmente esas sociedades que tratamos de retratar con un puñado de corruptos monarcas, viles matanzas y paces vergonzantes.

Este blog se ha ocupado en más de una ocasión de la música pero quiero con este post abrir un espacio a un arte normalmente escondido. La voz y el movimiento son las primeras formas de comunicación de un bebé con sus progenitores, los lloros y quejas de los niños se acompañan de agitados movimientos de piernas y brazos. Somos bípedos y eso nos condena a mantener un difícil equilibrio para no rendirnos a la gravedad. Con el tiempo, confieso que no es mi caso, llegamos a ir más allá, movernos con elegancia, con donosura, con ritmo…. llegamos incluso a bailar.

El baile, como un tridimensional dibujo, nos sirve para expresarnos. No es sólo bello, es útil también, muchas son las sociedades que a través del baile llegan a un éxtasis comunitario, a una especie de exorcismo que sirve unas veces para conjurar el mal y otras para compartir el mayor de los bienes. El baile en círculo de muchas danzas tradicionales, que reúne entorno a esta perfecta figura geométrica a toda la comunidad, nos acerca a los antiguos cultos solares.  La danza ha servido como parada nupcial, como rito necesario en toda ceremonia de tránsito. Quizás sólo la muerte no se celebra bailando, será porque el protagonista no puede unirse a la danza.

SardanesNo todos cantamos, ni todos logramos dominar un instrumento musical pero sin duda todos bailamos.  Ved a continuación tres ejemplos de baile que nos dicen mucho de las sociedades que los bailaron. Son quizás ejemplos palmarios de una forma de moverse, de una manera de estar, de una expresividad.

La primera, solemne y redundantemente barroca pertenece al “El rey baila“, una magnífica representación de la corte de Luis XIV donde el rey se encarna en su propia solar metáfora.  Un movimiento maquinal, ceremonioso, expresión de contención y de dominio, tan ordenado y cartesiano como el espíritu de su época.  Soberbia la música de Lully y muy oportunas las palabras que el guionista pone en boca del rey: Puissance, plaisir et lumière. (poder, placer y luz). El retrato perfecto de una época y del espíritu del rey. El rey ordena con sus brazos a las virtudes y a los vicios…… el rey está en el centro del sistema de poder y de valores de la sociedad cortesana del barroco. Un reflejo de la música y la danza nos sirven para hacernos una idea perfecta de esta espléndida corte.

La sociedad liberal del siglo XIX planteará un nueva función para la música y la danza. Estas dejarán de interpretarse en los palacios reales de los que formaban parte de su etiqueta y ganarán un espacio y funciones nuevas. El espacio nuevo es ese gran auditorio, ese teatro de ópera que formará parte de los edificios fundamentales de la nueva ciudad. Allí se reunirá la clase social emergente, la burguesía, como espectadora. Ya no es concebible contemplar al rey bailar….. el rey ocupa su palco como curioso espectador. La corte le acompaña en los palcos vecinos, que sirven tanto para ver como para ser vistos y la danza se convierte en un espectáculo social  donde los asistentes no participan más que con su aplauso.  En el escenario una serie de movimientos establecidos por la danza clásica se ejecutan y repiten para ilustrar una historia, normalmente desgraciada, habitualmente de amor, tan superficial como predecible.  La danza es entonces un acto social. Pero como arte avanza en sus técnicas y en sus rituales, que en buena medida se conservan en la danza clásica hasta hoy. Aquí tenéis una escena del “Lago de los Cisnes” de Tchaikovsky, interpretada por los estupendos Tamara Rojo y Carlos Acosta.

El siglo XX y las vanguardias artísticas rompen con los cánones. Esas reglas que regulaban el buen hacer de cada una de las artes, que marcaban férreamente la diferencia entre el arte y la artesanía, entre los entretenimientos cultivados y los vulgares recreos del pueblo.  Las danzas populares fueron tamizadas por el ballet clásico y convertidas en una serie de recreaciones del espíritu del pueblo, se convirtieron en expresiones de la cultura nacional, en atávica cultura barnizada de sofisticación por los grandes compositores y coreógrafos. El movimiento romántico del XIX se tiñó de nacionalismo cultural y colapsó a comienzos del siglo XX.  Si en la pintura o la escultura el naturalismo dio paso al simbolismo, al impresionismo, al dadaismo, el fauvismo o el cubismo…… en la danza el movimiento se liberó. Las coreografías fueron escapando según avanzó el siglo XX de las rigideces formales de la danza clásica, del mismo modo que la sociedad del XX se liberó de muchas de las rígidas etiquetas del victoriano mundo del XIX.

En 1986 la coreógrafa norteaméricana Twyla Tharp se sirvió de la música minimalista de Philip Glass para elaborar una coreografía que es la antítesis de la rigidez clásica. Un movimiento que fluye, que parece tan natural como espontáneo, de cuerpos que se mueven flexibles y en curiosos contrapuntos provocando una maravillosa sensación de desequilibrio. Quizás la música de Philip Glass y esta coreografía sean perfecta imagen del mundo contemporáneo. Hay repeticiones y rutinas en la música, hay espontaneidad y desequilibrio en la coreografía….. esa mezcla de control y de vértigo que paradójicamente se dan en las sociedades modernas.  Aquí tenéis una de las escenas.  Este verano tuve la oportunidad de disfrutar de este espectáculo en el Auditorio de San Lorenzo de El Escorial. Desde entonces me sirve para ponerle musica y movimiento a alguna de las cosas que tengo que explicar.

Para mis alumnas y alumnos bailarines…. que algunos son y para mi amiga Elena que me ha enseñado a apreciar la danza.

Tagged with:  

La Transición en libros

On 07/10/2009, in 2º BACH Historia España, by David

No quiero demorar más la cuestión de la bibliografía de la Transición. Algunas cuestiones las hemos ido comentado en clase pero conviene precisar títulos autores…. y páginas. Un libro clásico aunque difícil de encontrar y ciertamente anticuado,  que os cito en buena medida porque me parece esquemático y clarificador, es el de Raúl Morodo. Puede […]

suareztimesNo quiero demorar más la cuestión de la bibliografía de la Transición. Algunas cuestiones las hemos ido comentado en clase pero conviene precisar títulos autores…. y páginas.

Un libro clásico aunque difícil de encontrar y ciertamente anticuado,  que os cito en buena medida porque me parece esquemático y clarificador, es el de Raúl Morodo. Puede ser útil para conocer el paso del franquismo a la Constitución, el derrumbamiento controlado de las Cortes y las instituciones del régimen de Franco,  y todo ello con la ventaja de hacerse desde una mirada coetánea.

MORODO, Raúl (1988) La Transición Política. Tecnos. Madrid. 223 pp.

Mucho más moderna e interesante tanto por su mirada amplia, como por tratarse de una obra general sobre el siglo XX español, es la de Javier Tusell (son cuatro tomos fáciles de encontrar y existe una edición de bolsillo)

TUSELL, Javier ( 2007) Historia del Siglo XX. Taurus. Madrid. Tomo 4. La transición a la democracia y el gobierno socialista. 375 pp.

Fundamental para conocer este periodo por su brevedad y concisión, donde como en el caso de Tusell se nos ofrece la idea de la transición como pacto dificultoso pero feliz, es la del profesor Soto Carmona.  Ya os comenté que  fue profesor mío y que guardo de él un buen recuerdo y desde luego, un profundo respeto intelectual.

SOTO CARMONA, Alvaro (2002) La Transición a la Democracia. España, 1975-1982. Alianza Editorial. Madrid. 203 pp.

Una mira crítica a la transición, menos proclive a cantar las virtudes del pacto que la hizo posible, o al menos que revisa la naturaleza de ese pacto y que contribuye  a plantear algunas dudas sobre los efectos del mismo, es la obra del profesor Ferrán Gallego. (Pensad por ejemplo en las políticas de la Memoria que comentábamos en clase). Lo cito a sabiendas de que puede que no sea el momento (ahora) pero no lo perdáis de vista.

GALLEGO MARGALEF, Ferrán (2008) El mito de la Transición. Crítica. Barcelona. 848 pp.

Para seguir el debate constitucional y los pactos, discusiones y desencuentros entre los padres de la Constitución os recomiendo el libro de Laura y Ramón Tamames. Una forma de hacer arqueología del lenguaje jurídico que luego quedaría fijado por el texto constitucional, entronizando no sólo libertades y derechos, sino autonomías, nacionalidades y otros términos confusos a fuerza de resultar de pactos muy disputados.

TAMAMES, Laura y Ramón (1997). Introducción a la Constitución Española. Alianza Editorial. Madrid. 387 pp.

Sobre el golpe de estado del 23-F y sus sombras podéis leer el último libro de Javier Cercas, autor también de una interesante novela sobre la Guerra Civil, “Soldados de Salamina”. El libro de Cercas resulta interesante por lo que tiene de crítico y lo que tiene de actual. En lo primero por el análisis de los hechos y de los personajes que de alguna manera estuvieron involucrados en ellos. En lo segundo porque es reciente y el autor ha realizado una labor de documentación que excusa la nuestra.

CERCAS, Javier (2009). Anatomía de un instante. Mondadori. Madrid

Para introducir una visión más completa al periodo os planteo dos miradas desde las artes. La primera y fundamental sobre la llamada “Movida madrileña”. Un movimiento que abarcó algo más que la música y sobre el que la Comunidad de Madrid editó un magnífico catálogo comentado donde uno puede acercarse a la estética y la sociología de un movimiento fundamental en ese proceso de “modernización” de España que tiene en Almodovar uno de los principales símbolos.

VVAA. (2007) La movida. Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid. Madrid. 759 pp.

Una visión de estos años para los amantes del teatro, que sé que sois algunos, nos la ofrece uno de los más interesantes personajes de la escena durante el último cuarto del siglo XX, Adolfo Marsillac. Es cierto que su relato abarca buena parte del siglo, pero se detiene sobre todo en su vida adulta, más o menos desde los inicios de los sesenta hasta los años noventa del pasado siglo. Podemos hacernos idea a través de su biografía de los sentires de ese tiempo. Una idea del franquismo, la censura, las costumbres sociales y la propia problemática del teatro. Las obras y la forma en la que estas se representaban no eran casuales. Es interesante y además fue vecino nuestro…. de aquí al lado … de Cercedilla.  Además es muy agradable de leer.

MARSILLACH, Adolfo (1998) Tan lejos, tan cerca. Mi vida. Tusquets. Barcelona. 574 pp.

Espero que si os interesa el tema de la Transición encontréis aquí algún libro para conocerla más en profundidad. Como os he dicho por activa, pasiva y perifrástica, la historia de la Transición es Historia del Presente y la Historia siempre se construye desde el hoy.

Los Reyes Magos …. o los padres no existen.

La tradición de los reyes magos tiene su genealogía. Se trata de un mito marginal dentro del relato de Mateo sobre la Natividad, pero el magro relato del evangelista verá enriquecida su iconografía a lo largo de los siglos. Los orígenes más completos del mito de los Reyes de Oriente se encuentran en el Protoevangelio […]

00021262

La tradición de los reyes magos tiene su genealogía. Se trata de un mito marginal dentro del relato de Mateo sobre la Natividad, pero el magro relato del evangelista verá enriquecida su iconografía a lo largo de los siglos. Los orígenes más completos del mito de los Reyes de Oriente se encuentran en el Protoevangelio de Santiago, escrito en la segunda mitad del siglo II d. de C. De este texto deriva el Evangelio del Pseudo Mateo, que está datado en el siglo VIII de manera muy discutible, pero del que se conocen versiones latines ya en el siglo IX. En él se afirma que los Magos llegaron a la casa de María y José después de dos años y que cada uno le regala al Niño una moneda de oro para después ofrecerle los tradicionales oro, incienso y mirra que todos conocemos de nuestra infancia.  Nuevos relatos enriquecieron el mito entre el siglo VI y el IX entre Siria, Armenia y Caldea, cuyas tradiciones  influyeron notablemente en la génesis de la leyenda. 

En el siglo XII el mito está asentado en Europa. El Auto de lor Reyes Magos del Códice de Toledo, recoge de manera teatralizada un mito que será reforzado en occidente con el traslado en los inicios de la década de 1240 de las reliquias de los Reyes Magos a la catedral de Colonia. catedral-de-colonia

En el Auto de los Reyes Magos, estos ofrecen al Niño Oro, Incienso y Mirra para resolver la naturaleza del nacido. si fuera rey terrenal elegiría el oro, si fuera hombre mortal, tomaría la mirra pero si su naturaleza fuera celestial se decidiría por el incienso. En esta metáfora resuelve el auto la naturaleza divina a la par que humana de Cristo, curiosamente en la ciudad cuya comunidad cristiana había abrazado con fervor el adopcionismo.

La iconografía de las razas de los Reyes también tiene su enjundia. No sería hasta el siglo XV cuando comienza a representarse a uno de los Magos de raza negra. Hasta entonces y siguiendo la geografía conocida en la Europa Medieval, cada uno de ellos representaba a una de las partes del mundo. De ese modo los reyes serán persas, turcos, árabes, pero raramente etíopes.  Si os fijáis en las tablas medievales donde se representa la Natividad veréis las distintas culturas que los artistas reflejaban en los atuendos reales y en su mismo aspecto. 

Para aquellos curiosos y atentos que quieran conocer a fondo el mito de los Reyes Magos os recomiendo el libro de Franco Cardini.

reyes-magos

 

Pero si lo que queréis es la verdad. Ved el video. Es rigurosamente cierto. 

Estos publicistas……

Tagged with:  

Sobre la mirada de las víctimas y los perdedores

Caminamos de la mano de nuestras lecturas, aunque nos agarremos a las manos que deseamos… eso también es cierto. Buscamos en nuestras conversaciones, en las películas que vemos y en esos libros que buscamos y leemos, respuestas a nuestras preguntas, a aquellas cuestiones mal resueltas que nos desazonan. De tal modo que nuestra mirada se […]

Caminamos de la mano de nuestras lecturas, aunque nos agarremos a las manos que deseamos… eso también es cierto. Buscamos en nuestras conversaciones, en las películas que vemos y en esos libros que buscamos y leemos, respuestas a nuestras preguntas, a aquellas cuestiones mal resueltas que nos desazonan. De tal modo que nuestra mirada se acaba comportando como el objetivo de un fotógrafo, enmarca aquello que su atención pretende. Mi mirada de fotógrafo (más metafórico que otra cosa) se detiene hoy en un artículo que nos habla de miradas y que tiene mucho que ver con mis últimas lecturas y con algo en lo que estoy trabajando, los perdedores, las víctimas, aquellos a los que el “progreso” aniquila, lanza hacia atrás en su inercia, a los que arrincona y destruye a mayor gloria del relato de nuestro tiempo. Cuando hablamos de progreso, cuando citamos orgullosos los índices de nuestro bienestar, cuando nos holgamos en la consecución de un régimen democrático,  una sociedad ordenada (o su desorden establecido…. como queráis), construimos un relato que deja fuera a muchos individuos. Atrás quedan los muertos (esos cuya desaparición explica a veces el presente), los vencidos, los perdedores, un amplísimo universo de víctimas de muy distinta índole que no aparecen en los grandes relatos históricos más que como “sacrificios necesarios”. Sin embargo el sacrificio de un individuo, la imposibilidad de desarrollar su vida (por que la pierda o porque se le condena a la miseria o la exclusión social)  se agota en él mismo. Ese sacrificio tiene un valor social que se destaca en aras de beneficios colectivos, pero a veces tales beneficios no están tan claros, a veces no son más que beneficios particulares, en muchas ocasiones, demasiadas, el sufrimiento no tiene siquiera compensación, convertido en número o en porcentaje.  Quienes pierden sus empleos, quienes ven frustradas sus vidas por la guerra, las crisis económicas, las circunstancias …..  quedan al margen. Los deportes nos dan una idea clara de la naturaleza de los relatos sobre el pasado, nadie recuerda a los perdedores, a quienes quedaron segundos, a quienes lucharon con ahínco pero no consiguieron la victoria. El relato es casi siempre  una glorificación de los triunfadores.

Hoy periódico El País recoge la inauguración de una exposición del fotógrafo francés Pierre Gonnord sobre “La mirada de los marginados”. A Gonnord le interesa la imagen del fracaso, de la marginación, el poso que en los ojos de los sujetos deja la derrota. La miseria le interpela, nos cuenta que la busca, la invita a su estudio y la fotografía, y la miseria, encarnada en estas personas, les habla de su vida, de cómo en un momento sus proyectos vitales se rompieron, de como iniciaron un descalabrado descenso a los infiernos. Quizás uno de los errores que cometemos con más facilidad es considerarles “ellos”, hacerlos ajenos a nuestra naturaleza, son los “otros”, los que no supieron, los que no quisieron, los que algo hicieron mal, sin embargo Gonnard nos los presenta como un “nosotros”. Nosotros somos ellos, sus vidas fueron como las nuestras, sus vidas son como las nuestras. Su dignidad, su elegancia, debe contribuir a ponernos en nuestro lugar, quizás los que estemos mal encuadrados seamos nosotros cuando les consideramos ajenos.

(Las fotos son las que ilustran el artículo en El Pais)

Tagged with:  

Japón

On 27/06/2008, in Crítica y Reflexión, by David

Poca historia y poca geografía sabemos de uno de los países más influyentes en la economía e incluso en la cultura contemporánea, no olvidéis que buena parte de nuestros cachivaches habituales han sido diseñados allí, que es la patria del Manga y de Godzilla y que nuestra vida sería a buen seguro mucho más aburrida […]

Poca historia y poca geografía sabemos de uno de los países más influyentes en la economía e incluso en la cultura contemporánea, no olvidéis que buena parte de nuestros cachivaches habituales han sido diseñados allí, que es la patria del Manga y de Godzilla y que nuestra vida sería a buen seguro mucho más aburrida sin inventos como la Wii, la PS y la multitud de juegos de ordenador que tienen su origen en esas islas lejanas del pacífico.  Hoy os traigo Japón al blog para que observéis algunas cosas, en primer lugar hasta donde nos puede llevar la curiosidad y la sed de conocimiento, en segundo para que entendáis lo relativo de algunas de nuestras categorías (por ejemplo el color) y en tercero para que comprendáis la importancia que tiene para cualquier individuo vivir en una sociedad cuidadosa y muy mirada con los detalles. Os invito a hacerlo a través de uno de los blogs más interesantes que hay por ahí. Kirai: Un geek en Japón . El post sobre el color de los semáforos en Japón nos ayuda a entender algunas cosas sobre el japones y sobre cuan relativos son a veces los conceptos. El post sobre la japonesa que cuida un pequeño espacio urbano, nos plantea la importancia de mimar los detalles, de cuan importante es hacer del lugar en el que vivimos un sitio agradable (pensad si vuestra clase lo es).  Y si curioseáis en el espacio que el autor del blog dedica a sí mismo veréis cuan lejos nos lleva la curiosidad, la creatividad y las ganas de dejar este mundo en mejor estado del que tenía cuando nos lo encontramos.  Pensad con quien estáis, si con los que construyen, normalmente más hábiles e inteligentes o con quienes se esfuerzan en destruir lo que encuentran, como reflejo de su propia autodestrucción.  De paso aprended algo sobre Japón como yo lo he hecho leyéndolo. O como el autor lo hace, mucho mejor, viajando. Quizás viajar sea una de las más amenas e intensas formas de aprender.

Tagged with:  

Vacaciones, viajar, ver, vivir

On 26/06/2008, in Crítica y Reflexión, by David

Lo hemos conseguido. Estamos de vacaciones por fin. Nos asomaremos de nuevo al mar, pasearemos, viajaremos,….. viviremos. Ahora el tiempo es todo nuestro, no nos lo disputa el instituto.  Seguramente se nos harán cortas.  Los proyectos, las visitas, los días de dormir a pierna suelta, la piscina, el mar o las noches infinitas con los […]

Lo hemos conseguido. Estamos de vacaciones por fin. Nos asomaremos de nuevo al mar, pasearemos, viajaremos,….. viviremos. Ahora el tiempo es todo nuestro, no nos lo disputa el instituto.  Seguramente se nos harán cortas.  Los proyectos, las visitas, los días de dormir a pierna suelta, la piscina, el mar o las noches infinitas con los amigos se nos escurrirán rápidamente entre los dedos. Os deseo a todos unas vacaciones estupendas. Cada cual sabe lo que le conviene. Yo viajaré, charlaré, leeré y trabajaré también, hay mucho que preparar, hay mucho que hacer para el año que viene. Pero descansaré también, aunque sea por el ritmo, más pausado, más sereno.

Para los que habéis sido mis tutelados y tenéis alguna deuda para septiembre, os colgaré en el blog las tareas y los avisos que considere importantes. De todos modos poneros en contacto conmigo a través del correo electrónico para aclarar dudas.

Para mis alumnos de primero, tercero y cuarto a los que he dejado la asignatura para septiembre, lo mismo, os colgaré aquí las tareas para el verano.

Felices vacaciones y un abrazo a todos.

Tagged with: