Cambiando el tiempo a placer

On 31/10/2010, in 1º ESO, by David

Que oportuno el cambio de hora de anoche. Nos levantamos y podemos comprobar que eso de modelar el tiempo a nuestro gusto no se detiene en los calendarios. Los cambios de hora (horario de verano y de invierno) que las administraciones públicas promueven con la excusa de ahorrar energía, son un buen ejemplo de esto. […]

Que oportuno el cambio de hora de anoche. Nos levantamos y podemos comprobar que eso de modelar el tiempo a nuestro gusto no se detiene en los calendarios. Los cambios de hora (horario de verano y de invierno) que las administraciones públicas promueven con la excusa de ahorrar energía, son un buen ejemplo de esto.

Ayer en medio de la noche (sé que la mayoría lo habrá hecho esta mañana), retrasamos una hora nuestros relojes, somos una hora más jóvenes, aunque realmente lo más que habremos notado es que hoy nos hemos levantado sorprendentemente pronto. Las conversaciones de los próximos días insistirán en la idea de que no nos acostumbramos, de que notamos algunos cambios molestos, amanece una hora antes (pero anochece una hora antes también). En realidad ni amanece ni anochece antes, lo que ocurre es que hemos cambiado la hora para intentar hacer coincidir nuestras actividades con las horas de sol, amanece más cerca de nuestro inicio de la jornada y anochece justo cuando la estamos terminando. Una trampa más, de las muchas que hay que hacer para medir el tiempo.

Este vídeo de RTVE nos cuenta las razones por las que en 1974 nuestras autoridades decidieron cambiar la hora de nuestros relojes dos veces al año.

Para completar esta larga serie de desastres temporales os recomiendo echarle un vistazo a esta página de Wikipedia donde nos habla del Tiempo Atómico Internacional, el intento más serio de medir con exactitud el tiempo. Como veréis ni la tierra gira siempre a la misma velocidad, así que los días varían de duración…., un verdadero desastre contable que los seres humanos hemos intentado solucionar de la mejor manera posible.

La próxima vez que oigáis eso de “tiempo exacto”, os podéis echar a reír. El tiempo es exacto pero después de ponerlo muchas veces en hora.

Tagged with:  

La línea del tiempo – Time lapse lifeline

On 02/10/2010, in 1º ESO, Crítica y Reflexión, by David

Buscando canciones que ilustraran el ejercicio que hacíamos el otro día en clase sobre la Línea del Tiempo,  me encuentro con esta canción de Maria Taylor – Time lapse lifeline – . Quizás hayáis escuchado algo suyo en series como Bones o Anatomía de Grey, pues sus canciones forman parte de estas bandas sonoras “indies”, […]

Línea del Tiempo - El diseño industrial en los años 30 del siglo XX

Buscando canciones que ilustraran el ejercicio que hacíamos el otro día en clase sobre la Línea del Tiempo,  me encuentro con esta canción de Maria Taylor – Time lapse lifeline – . Quizás hayáis escuchado algo suyo en series como Bones o Anatomía de Grey, pues sus canciones forman parte de estas bandas sonoras “indies”, tan de moda en las nuevas series norteamericanas. En ella se hace referencia en inglés a dos conceptos que hemos trabajado en clase, el de línea del tiempo y de las dificultades de establecer una escala adecuada entre el tiempo contado (el que narramos) y el tiempo pasado (todo eso que sucedió).

El “time-lapse” es una técnica audiovisual que permite representar el paso del tiempo de un modo acelerado, una secuencia de vídeo en el que el tiempo se acelera, donde lo representado y el tiempo real no corresponden.

Si reparáis, cualquier representación narrada del tiempo, particularmente en el tiempo que utilizamos en historia, se hace a partir de una aceleración parecida. En este caso, nosotros los historiadores y vosotros en vuestro ejercicio habéis dado el salto entre dos acontecimientos, acelerando (al omitir), el tiempo y los sucesos que quedan entremedias.

Nuestra vida, esa “lifeline”, está hecha de pequeñas aceleraciones, esos momentos recordados, esos acontecimientos que nos marcan, esos años dorados y esos recuerdos queridos. La historia “oficial” también. La cuestión clave es preguntarnos qué elegimos para hacer ese “time lapse”, porqué elegimos unos hecho u otros, hasta que punto esa elección marca la lectura que sobre el relato podemos hacer.  Pensad por un momento en dos líneas de tiempo de vuestra vida y construirlas sobre las desgracias, accidentes y dolores que hayáis podido padecer, u otra en la que relateis las fiestas, las alegrías, los momentos de felicidad. Las dos corresponden a vuestra vida y sin embargo un espectador neutral se haría una idea muy distinta de vuestra existencia leyendo una o la otra.

Pensad en qué recordamos y en el porqué de ese recuerdo…., así se hace la historia y también así se escriben nuestras biografías.

Aquí tenéis la letra de la canción de Maria Taylor para quienes se atrevan con el inglés y a continuación la canción.

Tagged with: