Kristin Scott Thomas y los profesores

On 07/09/2010, in Crítica y Reflexión, by David

Me preguntaba dónde había estado Kristin Scott Thomas (La ficha de IMDB aclara esto a la perfección) antes del Paciente Inglés (1997) de Anthony Minghella, esa película de la que alguna vez hemos hablado ya, tanto en clase como fuera de ella, plagada de citas históricas y que se pasea por la cultura occidental desde las […]

Kristin Scott Thomas - El paciente inglés

Me preguntaba dónde había estado Kristin Scott Thomas (La ficha de IMDB aclara esto a la perfección) antes del Paciente Inglés (1997) de Anthony Minghella, esa película de la que alguna vez hemos hablado ya, tanto en clase como fuera de ella, plagada de citas históricas y que se pasea por la cultura occidental desde las pinturas parietales paleolíticas a las referencias fundamentales a Herodoto, pasando por la música y por la pintura italiana del treccento, y por supuesto, la segunda Guerra Mundial.  No sé donde estuvo antes, pero si la he seguido después…. y desde luego en el cine francés en el que tiene hecho un hueco.

La acabo de ver en Partir (2009) una película de Catherine Corsini a cuyo trailer podéis echar un ojo en la página de filmin (una plataforma de cine independiente y de pago que me tiene encantado). Pero sobre todo en “Il y a temps que je t’aime”(2007) (Hace mucho tiempo que te quiero) de Philippe Claudel, en la que Kristin Scott, llena la pantalla, llena el metraje de la película de esos silencios y esas miradas que sustituyen a menudo a cualquier palabra.

Hace mucho tiempo que te quiero

Kristin Scott nació en Inglaterra pero a los 19 años partió a Francia a trabajar como niñera después de que una profesora de interpretación le dijera que era completamente nula como actriz.  No sé cómo interpretaba Kristin Scott entonces y si la tajante afirmación de su profesora estaba mínimamente justificada pero me aterra pensar en las consecuencias de estos juicios de valor sumarísimos.

Quienes hacemos esos juicios olvidamos a menudo que el aprendizaje es un proceso, que se detiene, que se acelera, que da pasos para adelante y para atrás y lo que es peor, olvidamos también que nuestros juicios tajantes provocan daños difíciles de reparar.

Ante la gratuidad de estas opiniones, su poco fundamento o las razones dudosas, que también las hay, sólo podemos actuar de un modo; perseverando. No perdais la confianza en vosotros, no entendáis nunca un fracaso como definitivo, es un error, una contingencia, que decía una amiga.

Kristin Scott demostró a su estúpida profesora el error que había cometido. Aprendió francés y triunfó en un arte para el que supuestamente estaba imposibilitada. Las notas, por desgracia, a menudo demuestran muy poco y nuestras profesorales percepciones…. no digamos.

Qué poquito nos queda de andar haciendo disquisiciones….., en una semana volvemos todos al redil. Disfrutemos el tiempo nos queda; cine, música, conversación y algo de lectura.

Tagged with:  

El mundo grecolatino – Los orígenes

On 02/06/2010, in 1º ESO, by David

En el principio fue el mito. Troya, el Minotauro, Teseo, ….. hasta la Atlántida. El tiempo de los dioses y de los héroes, un tiempo mágico al que los griegos volvían en torno al fuego donde se contaban en la “edad oscura“, las historias de los antiguos guerreros griegos.  Agamenón, el rico y poderoso rey […]

En el principio fue el mito. Troya, el Minotauro, Teseo, ….. hasta la Atlántida. El tiempo de los dioses y de los héroes, un tiempo mágico al que los griegos volvían en torno al fuego donde se contaban en la “edad oscura“, las historias de los antiguos guerreros griegos.  Agamenón, el rico y poderoso rey de la Iliada, Aquiles (hijo de Peleo y la diosa marina Tetis…. sí, efectivamente….. la del famoso mar de la primera evaluación), inmortal y colérico, el mejor de los guerreros griegos. Este es el tiempo de Troya, la ciudad condenada por los amores de Paris y Helena, la ciudad defendida por Hector, cuya muerte desencadenará la muerte del mismo Aquiles.

El mundo griego comenzó aquí, en él encontraron también su origen los romanos, que se hicieron herederos de uno de los héroes de Troya, Eneas, mítico fundador de la ciudad del Tiber. Pero sobre todo de una mitología y una literatura que ha acompañado a los europeos desde entonces. Uno de los rasgos diferenciadores de un occidente que nace de ese mito griego también del “rapto de Europa“, una Europa encarnada en el espíritu griego que se enfrentaría más tarde a los Persas en las guerras Médicas (contra los medos), …. esas que algunos conocéis por las Termópilas, fantaseadas en el comic de Frank Miller, “300

Este es el mundo de las civilizaciones minoica y micénica. La talasocracia minoica elevada sobre el poder de los grandes palacios cretenses como Cnossos y las ciudades micénicas (Micenas, Tirinto) que heredaron el control del Mar Egeo cuando la civilización minoica colapsó.

Una  síntesis de la civilización Minóica y el mito del Minotauro la podéis encontrar en el siguiente vídeo (donde nosotros decimos civilización minoica el documental en español latinoamericano dice “minoana”)

En el siguiente vídeo de Artehistoria podéis aprender algunas cosas más sobre el palacio de Knossos.

Este estupendo video nos hace un magnífico resumen de la civilización Micénica, tanto desde el punto de vista de lo mitológico como desde un punto de vista arqueológico. Imprescindible.

Sobre Micenas y sus costumbres funerarias  podéis saber algo más en este vídeo que Artehistoria dedica al Tesoro de Atreo, donde también aprenderéis algo sobre Schliemann.

Para terminar un poco menos densos….. aquí tenéis el trailer de la película “Troya”, muy “holiwoodiense”, así que espectacular y con algunas licencias como la muerte de Aquiles, mucho menos interesante en la película que en la Iliada.

Y por supuesto ….. la presentación de esta mañana.



Tagged with:  

Un poco de Egipto en "Bandes desinnées" – Adèle Blanc Sec

On 21/04/2010, in 1º ESO, by David

Bandes dessinées llaman los franceses a los Comics, a los tebeos o a las historias en viñetas. Cuando estudiamos francés pocos nos hablan de la pasión que nuestros vecinos del norte sienten por las historias gráficas, uno no concibe su fuerza hasta que descubre, al  cruzar los Pirineos, la atención que librerías específicas y generalistas […]

Bandes dessinées llaman los franceses a los Comics, a los tebeos o a las historias en viñetas. Cuando estudiamos francés pocos nos hablan de la pasión que nuestros vecinos del norte sienten por las historias gráficas, uno no concibe su fuerza hasta que descubre, al  cruzar los Pirineos, la atención que librerías específicas y generalistas prestan al comic. Uno de los grandes autores franceses,….. y digo uno a la espera de escribir el “post” definitivo  en esta materia y en este blog, es Jacques Tardi. Volveremos sobre este autor de quien últimamente he gustado sus magníficos “Putain de Guerre”, sobre la vida en las trincheras de la I Guerra Mundial y su también espléndido “Le cri du peuple“, sobre las jornadas de la Comuna Parisina en 1871. Prometo cumplir prontamente con un comentario sobre estas dos obras. Hoy la urgencia del presente me lleva a la adaptación recientemente realizada por Luc Besson, director de películas como “El gran azul”, “El quinto elemento”, “Juana de Arco” o “León”, de uno de los álbumes de Tardi; Adèle Blanc Sec.

Adèle Blanc Sec es una folletinista parisina, una escritora de pequeñas novelas, curiosa, independiente, atrevida, inteligente y aguda. Una investigadora lejos de cualquier academia pero cercana a los científicos de su época y a las preocupaciones científicas de su tiempo. La historia se desarrolla entre 1909 y 1920, aunque salte por encima de los años terribles de la I Guerra Mundial.

Adèle no es Indiana Jones pero conserva una momia egipcia en su casa y su colección de antigüedades,  como su curiosidad por el pasado, son más que notables.  No es tampoco una Lara Croft de inicios del siglo XX, aunque en ocasiones su habilidad y valentía nos recuerden a este personaje salido de nuestros juegos de ordenador.  Con la sutileza arqueológica de cualquiera de ellos, pero con la gracia de una suerte de Coco Chanel investigadora, las historias de Adèle Blanc Sec tienen mucho de imaginación y unas ambientaciones estupendas de época, como no podía ser menos en Tardi.

Como podéis ver Adèle Blanc Sec también se fascina por Egipto….. como nosotros, aunque de otra manera, y por los dinosaurios, aunque en sus aventuras unos y otros sean la causa fundamental de sus peripecias.

Mientras esperamos a que estrenen la película aquí podéis intentar encontrar los álbumes que se publicaron hace tiempo en nuestro país por la editorial Norma.

Tagged with:  

Curiosos efectos de la Perestroika – Regina Spektor

On 29/03/2010, in Crítica y Reflexión, by David

El puntero, nos conduce a lugares extraños. Solo la curiosidad, que sopla siempre desde atrás te empuja a descubrir enlaces que te abren espacio nuevos.  Conviene dejarse llevar. Esta es la historia de una de esas singladuras gozosas que son imagen perfecta de cualquier viaje, con un destino que no es sino una excusa para navegar. […]

El puntero, nos conduce a lugares extraños. Solo la curiosidad, que sopla siempre desde atrás te empuja a descubrir enlaces que te abren espacio nuevos.  Conviene dejarse llevar. Esta es la historia de una de esas singladuras gozosas que son imagen perfecta de cualquier viaje, con un destino que no es sino una excusa para navegar.

El puerto de destino eran The Smiths,  una pulsión ochetentera insuperable me arrastró por casualidades de los buscadores al siguiente vídeo. I love the smiths…. como los protagonistas.

Y aquí empezó un extraño viaje que me llevó primero a la propia película “500 days of summer”. Uno de los fenómenos del cine Indy de finales del 2009, que mi mala cabeza había pasado por alto. Una historia de amor deliciosa, no tanto por la propia historia sino porque como todas las buenas historias, cuenta una historia universal. Le película comienza de hecho con una advertencia en ese sentido, no se trata de una película sobre una historia de amor sino de una historia sobre el mismo amor. La idea de casualidad que la narración acaba por situar en el centro de la trama como una de las razones fundamentales del enamoramiento, me parece soberbia. Esa idea de casualidad me resulta querida desde hace años, desde que la “Ética de la Hospitalidad” de Daniel Innenarity me descubrió todo la grandeza de todo eso que no depende de nosotros y que sin embargo determina nuestras vidas, desde que aquel libro me descubrió la magia del encuentro que luego Kapuscinsky acabaría por dar forma.

La película más allá de las virtudes de su guión tiene una magnífica banda sonora. No sólo el magnífico ” There is a light that never goes out” de los Smiths que me llevó hasta ella. Sino una colección de magníficas canciones sobre las que me abalancé en un nuevo golpe de ratón precipitándome sobre la BSO directamente escuchada en el Spotify. Desde los Pixies y su “Here comes your man” a la sutil “Sweet disposition” de los The Temper Trap. (podéis escucharla y ver el vídeo aquí)

Y aquí como en una suerte de Mil y una Noches musicales, en las que los cuentos y las historias se enlazan topé con Regina Spektor. Esta joven de origen ruso pero transplantada a Nueva York a los nueve años de edad. Su familia salió gracias a la Perestroika de la URSS y condujo los pasos de aquella pequeña pianista rusa hacia esta estupenda artista de los ambientes anti-folk neyorkinos.  Si alguien duda de las benéficas virtudes de la mezcla que abra los ojos a como tradiciones y sensibilidades diferentes alumbran resultados sorprendentes.

No solo de frívolas declaraciones de cariño se construye la música de esta ruso-norteamericana. Una canción como la siguiente, Laughing With, estremece por el modo en el que nos sitúa frente a nuestra propia fragilidad. Emocionante.  La letra la podéis leer aquí.

Aunque para terminar con uno de los temas de la Banda Sonora…. aquí tenéis el muy interesante “Us”, con el que comienza la película

¡Cómo se nota que uno está de vacaciones…..!

Tagged with:  

La maldad de la dominación: La cinta blanca

On 06/03/2010, in Crítica y Reflexión, by David

La atmósfera cerrada de una aldea alemana en las vísperas de la I Guerra Mundial sirve de escenario a la última película de Michael Haneke; “La cinta Blanca“. No resulta fácil asomarse al universo de sus protagonistas, el ritmo no es el habitual y el lenguaje tampoco. La voz del narrador omniscente, el maestro del […]

La atmósfera cerrada de una aldea alemana en las vísperas de la I Guerra Mundial sirve de escenario a la última película de Michael Haneke; “La cinta Blanca“. No resulta fácil asomarse al universo de sus protagonistas, el ritmo no es el habitual y el lenguaje tampoco. La voz del narrador omniscente, el maestro del pueblo, que recuerda los hechos años después, a veces confunde más que aclarar y nos empuja a través del breve tiempo de apenas dos años, un par de cosechas, que la película retrata.

No es una película fácil, no es un relato amable, no resulta sencilla de seguir y al final te queda la sensación de que has perdido algo esencial en alguno de los repliegues de la historia, en esos detalles que son imágenes, que son miradas y silencios. Las miradas son las protagonistas, las miradas y los pequeños sonidos, los planos cortos y medios, los detalles en los que la cámara se engolosina como si de una sucesión de bodegones se tratara.

Pienso en la película y recuerdo las miradas, esos ojos serviles, temerosos, que estallan en las silenciosas furias, malvadas y mezquinas que articulan el argumento de la historia. El miedo, la furia y el silencio son el reverso de la dominación, de las diferentes dominaciones que sufren los protagonistas, los niños, las mujeres, los campesinos….. Una dominación difícil de simplificar, no es la del barón sobre la aldea, no es la del pastor sobre sus feligreses o sobre sus hijos, no es el de las relaciones entre el médico y su amante, son dominaciones jerárquicas, de género, de edad, de cultura, transversales, entre iguales…. son toda la amplia gama de abusos de poder que alimentan el pulso enfermo de la convivencia de la cerrada sociedad de esa aldea.

Salí del cine confuso, un poco decepcionado y sin embargo al pasar de las horas paladeo escenas, recuerdo imágenes y reconstruyo un historia sobre la que tendré que volver.  Si queréis analizar las raíces del mal, aquí tenéis un buen principio, desde luego la dominación, el abuso y la más absoluta falta de empatía parecen tener bastante que ver, si seguimos la mirada de Haneke. No seré yo quien le lleve la contraria.

La película fue un regalo, un precioso regalo de tiempo y de atención de algunas de las mejores y más interesantes personas que he tenido el privilegio de conocer ejerciendo este oficio que ayer ganó sentido. Muchas gracias de todo corazón,  prometo que la próxima vez elegís vosotros.

Tagged with:  

Franco, ese hombre

On 12/01/2010, in 2º BACH Historia España, by David

Cumplidos los llamados “25 años de Paz“, el Régimen de Franco alumbró una serie de conmemoraciones que ensalzaban el régimen desde el punto de vista del desarrollo económico y de la paz social y política lograda. La conmemoración era en sí misma una depuradísima construcción política de la memoria sobre la reciente Historia de España, […]

Cumplidos los llamados “25 años de Paz“, el Régimen de Franco alumbró una serie de conmemoraciones que ensalzaban el régimen desde el punto de vista del desarrollo económico y de la paz social y política lograda. La conmemoración era en sí misma una depuradísima construcción política de la memoria sobre la reciente Historia de España, que dejaba a un lado la Guerra Civil y que ensalzaba los éxitos económicos del desarrollismo. El progreso de España parecía como la necesaria consecuencia de la “cirugía” que el Alzamiento Nacional había propiciado. Fraga Iribarne, entonces ministro de Información y Turismo, encargó una campaña de propaganda institucional  dirigida a concienciar a la opinión pública de los beneficios del régimen  a través de diferentes medios (un ejemplo es el cartel que ilustra este post o los que también podéis ver aquí). El término  ”PAZ”, convertido en recurso propagandístico,  sirvió para nombrar  algunas de las más importantes iniciativas constructivas del momento, La Ciudad Hospitalaria La Paz de Madrid o la propia M-30 (Avenida de la Paz).

No menos interesante que repasar estos “lugares de la memoria” es volver la mirada sobre el documental hagiográfico a que el Régimen encargó a José Luis Saenz de Heredia, “Franco ese hombre”. Podéis ver aquí uno de sus momentos más memorables,  la entrevista que se dedica al propio Franco. No sólo resulta relevante la idea que la entradilla da del dictador, sus aficiones, sus valores humanos,  sino que a través del ensalzamiento de la figura del General (no por casualidad vestida ya de civil) se hace del régimen y de su nueva apariencia.

La Cabina. Una metáfora

On 02/11/2009, in 2º BACH Historia España, Crítica y Reflexión, by David

La imagen de un hombre abandonado por todos, convertido en curiosidad risible, ajeno a su destino incomprensible, desesperado y sólo, ha sido una de la más eficaces metáforas sobre la sociedad del tardofranquismo. En “La Cabina”,  Antonio Mercero como director y José Luis Garci como guionista se sirvieron de un cuento de Juan José Plans […]

cabina6vj8La imagen de un hombre abandonado por todos, convertido en curiosidad risible, ajeno a su destino incomprensible, desesperado y sólo, ha sido una de la más eficaces metáforas sobre la sociedad del tardofranquismo. En “La Cabina”,  Antonio Mercero como director y José Luis Garci como guionista se sirvieron de un cuento de Juan José Plans para retratar a esa sociedad paralizada e inane del final del franquismo y que a la vuelta de pocos años protagonizaría la transición.

La metáfora pasó desapercibida y el cortometraje ganó numerosos certámenes cinematográficos en todo el mundo. Sirvió también el corto para convencernos a todos los niños de entonces que la puerta de la cabina no debía cerrarse bajo ningún concepto, y cuando por un despiste oíamos el suspiro del fuelle de la puerta al cerrarse, no podíamos evitar dar un respingo.

Desde entonces odio las cabinas…. pero también desde entonces reparé en ese gran actor que hoy nos ha dejado, José Luis López Vazquez. Ved el corto….. es otra forma de acercarse a la sociedad de esta época y una pieza más del puzle.

Podéis ver el cortometraje entero y con una presentación de Mercero y de López Vazquez en este enlace de RTVE  - La cabina

Tagged with:  

El asesinato de los abogados de Atocha

On 09/10/2009, in 2º BACH Historia España, by David

Con la Constitución e 1978 se cierra la Transición, sin embargo no es hasta el fracaso del golpe de Estado del 23 Febrero de 1981 cuando se da por completamente cerrado el proceso y se entiende como definitivo. La Transición logró sobrevivir a las tensiones provocadas por el terrorismo etarra, el del Grapo y el […]

Monumento a los abogados de Atocha 1977Con la Constitución e 1978 se cierra la Transición, sin embargo no es hasta el fracaso del golpe de Estado del 23 Febrero de 1981 cuando se da por completamente cerrado el proceso y se entiende como definitivo. La Transición logró sobrevivir a las tensiones provocadas por el terrorismo etarra, el del Grapo y el de los grupos de ultraderecha. El mes de enero de 1977, con la Ley de Reforma Política recién aprobada y el proceso de preparación de la legalización de partidos dando sus primeros pasos, se producen uno de los hechos más dramáticos y desestabilizadores del periodo, la Matanza de los abogados laboralistas de Atocha. En la noche del  24 de enero de 1977 un grupo ultraderechista formado por tres personas entra en el despacho de abogados situado en Atocha, 55  y después de arrinconarlos contra una pared del despacho, disparan contra las nueve personas que se encontraban allí esa noche. Podéis leer para saber más este breve reportaje que conmemora  los 25 años de aquellos sucesos.

2984897688_c6cf0374d7

En 1979 Juan Antonio Bardem dirigió “Siete días de enero” basándose en este grave acontecimiento que a punto estuvo dedesestabilizar definitivamente la transición.  Aquí tenéis un fragmento de la película. En el podéis ver representada también la conflictividad laboral de la época y la presión policial sobre los grupos vinculados a la izquierda. Es una teatralización…. y eso a veces hace que las conversaciones se fuercen para cargarlas de referencias y sentido. No obstante el documento tiene interés por la presentación de los hechos de aquella trágica noche y alguno de los  fragmentos documentales que presenta, en este caso, el entierro de los asesinados.

En el siguiente vídeo podéis ver y escuchar  la entrevista a uno de los supervivientes de la matanza, Miguel Saravia que cuenta en primera persona el momento en que les dispararon.

Aquí podéis encontrar la noticia tal y como apareció el día siguiente al atentado en el diario El Pais donde se hacía referencia en otra noticia a la violencia de las últimas jonadas. Resulta también muy interesante para ver la perspectiva de quienes aspiraban a una transición hacia la democracia pacífica y ordenada, el editorial de El Pais de ese  mismo día. Como veis …. mucho miedo y nada fácil.

La amenaza nuclear

On 07/10/2009, in 4º ESO, by David

Comentábamos en la clase de hoy, a propósito de la caída del muro de Berlín , que el resto más evidente del enfrentamiento entre los bloques, que caracterizó la Guerra Fría, fue el de la amenaza atómica. Las lanzaderas de misiles atómicos de la OTAN y el PACTO DE VARSOVIA, se utilizaban para disuadir al […]

Captain_America_capitan_marvel_Comics_movie_tierra_Freak_tierrafreak.com.arComentábamos en la clase de hoy, a propósito de la caída del muro de Berlín , que el resto más evidente del enfrentamiento entre los bloques, que caracterizó la Guerra Fría, fue el de la amenaza atómica. Las lanzaderas de misiles atómicos de la OTAN y el PACTO DE VARSOVIA, se utilizaban para disuadir al enemigo de cualquier ataque. El enfrentamiento militar tenía detrás un enfrentamiento más complejo, el de dos sistemas económicos y políticos: el capitalismo liberal de occidente y el socialismo de partido único de los regímenes comunistas que encabezaba la URSS.

De aquel enfrentamiento han quedado muchísimas huellas en la cultura popular. Por ejemplo, algunos rasgos anticomunistas de los héroes de Marvel,  por ejemplo el Capitán América , que comenzó luchando contra los nazis y acabó en los años 50 convertido en un anticomunista de pro.  Más allá de estas sutilezas sobre la naturaleza política de los cómics, podemos encontrar algunas películas fundamentales. Quizás la más notable sea la obra de Stanley Kubrick  (1063) “Teléfono rojo volamos hacia Moscú”, aunque no podemos olvidar tampoco la que citábamos esta mañana, “El planeta de los Simios” de Franklin Schaffner (1968)

El miedo a un desastre nuclear dependía entonces del fanatismo de algún enloquecido general o de la estupidez de los políticos. También la música de los ochenta, precisamente cuando la amenaza nuclear parecía cercana a hacerse realidad, recogió este miedo a un final de la humanidad que vendría paradójicamente de su mismo instinto asesino (si veis el Planeta de los Simios comprobaréis como es la argumentación que los monos dan sobre la animalidad de los hombres, su tendencia autodestructiva hacia la violencia).

Especialmente notables son estos dos vídeos que os presento. “Dancing with tears in the eyes” de Ultravox (el primero) y “Russians” de Sting.

Espero que os sirva para situar ese dossier sobre la amenaza nuclear que tenemos entre manos. Inolvidable, y con ella terminamos, la cabalgada fanática del protagonista de “Teléfono Rojo volamos hacia Moscú” a lomos de una bomba atómica. Verdaderamente alucinante.

Películas para una guerra y para después de una guerra

On 04/05/2009, in 2º BACH Historia España, by David

Si la bibliografía sobre la Guerra Civil y la República es inmensa, no queda detrás la producción cinematográfica sobre  la propia guerra y la posguerra que la sucedió. El motivo de este post no es hacer un repaso cinematográfico de toda esa ingente producción, para ello podéis consultar el magnífico libro de Sánchez Biosca “Cine […]

lg00049701jpg1Si la bibliografía sobre la Guerra Civil y la República es inmensa, no queda detrás la producción cinematográfica sobre  la propia guerra y la posguerra que la sucedió. El motivo de este post no es hacer un repaso cinematográfico de toda esa ingente producción, para ello podéis consultar el magnífico libro de Sánchez Biosca “Cine y Guerra Civil Española: Del mito a la memoria” , donde podréis encontrar un análisis de la evolución cinematográfica del régimen y por ende, de su evolución política.

Como algunos de vosotros sabréis, Franco fue el único dictador que unió a su afición al cine como espectador, el oficio de cineasta. Con el seudónimo de Jaime de Andrade, Franco firmó el guión de “ Raza“. En esta película Franco hace expreso su pensamiento político: el ejército como esencia de los valores morales y viriles,  garante del espíritu de España, la catolicidad de la nación española, la esencial importancia del orden, la familia y un tradicionalismo que no se os ocultará si veis esta película. Todo ese universo ideológico aparece materializado  en las hazañas de una ejemplar familia de militares,  los Churruca, que a través de generaciones y en los acontecimientos históricos que viven, acaban por definir todo el ideario del nacional-catolicismo. Aquí tenéis el inicio de la película…. no os costará encontrar lo que os falta. (Os recomiendo hacerlo)

A las obras de ficción, mejor o menor dispuestas, habría que unir la obra documental, también verdaderamente magnífica y amplia. En primer lugar y como fuente directa contamos con la amplísima colección del No-Do , del que podéis ver aquí el primero de los números. Imprescindible

Como son muchas las fuentes directas de este tiempo y  la red nos facilita mucho las cosas…., podemos escuchar en su versión original algunos importantes discursos de Franco

Además de los documentos del No-Do y otras agencias, es fácil hallar en la red extractos de algunos de los numerosos  documentales dedicados a la Guerra Civil y el franquismo. Los docuemtales precisarían también de una larga exposición y un amplio espacio. Para evitar ser prolijo y pesado os recomiendo empezar por estas dos obras. La primera, “Canciones para después de una Guerra” de Martín Patiño, un relato construido sobre la música de la posguerra y las imágenes de la misma que no debéis perderos.

Y la más reciente es la obra de Elías Querejeta, Noticias de una Guerra, interesante aunque no tenga la frescura de la película de Patiño, nos da una idea amplia y documentada de la Guerra Civil española.

Os animo a continuar la investigación por vosotros solos….. hay mucho que ver y que aprender.

Tagged with: